Loading...
CALIDAD 2017-03-24T13:49:54+00:00

LA ASPIRACIÓN A LA EXCELENCIA

Decostudio ha construido más de 2500 interiores y construido con su personal cerca de 1800 instalaciones, negocios e interiores de empresas a plena satisfacción del cliente. 

Con la normativa de calidad ISO 9000/2001 Decostudio asegura la mejora continua en producción, procesos y servicios, para que sean adecuados, fiables y satisfagan –e incluso excedan– los requerimientos de los clientes. A la norma ISO se suma la implantación del modelo de excelencia EFQM que refuerza la anterior y facilita la implantación de planes de acción de mejora.

INNOVACIÓN E INVESTIGACIÓN

Decostudio cuenta con su propio departamento de I+D+i, dirigido por ingenieros, que centra su trabajo en dos áreas: materiales e instalaciones.La empresa, como referente en el sector, colabora Decostudio con importantes Agencias de Innovación para el desarrollo y mejora de la construcción de interiores. La innovación permite a Decostudio mejorar procesos, diseñar instalaciones técnicamente más eficientes y estéticamente más modernas, fomentando la eficiencia energética, la reducción de costes y la seguridad laboral.

GESTIÓN MEDIOAMBIENTAL

Cada proyecto permite a Decostudio afrontar nuevos retos en innovación y desarrollo sostenible. La empresa cuenta con un protocolo propio de construcción medioambientalmente sostenible que aplica criterios basados en la eficiencia energética, selección de materiales, establecimiento de circuitos naturales de extracción y ventilación, gestión de residuos en ejecución, etc. Todo ello favorece una ejecución sostenible, reduce riegos laborales y permite que el cliente pueda obtener un importante ahorro en los sistemas de climatización y calefacción. El sistema de construcción de Decostudio está certificado con la norma de calidad medioambiental ISO 14:000.

SERVICIO
POSTVENTA

La política de Decostudio es “construir para quedarnos” y no “vender y marcharnos”. El servicio posventa es una línea estratégica capital de la empresa. Un protocolo verifica -mediante contrato- la calidad y acabado en el momento de entrega de la obra y el equipo siempre está en contacto con el cliente en los primeros meses para solucionar de forma ágil inconvenientes e incidencias. El servicio también incluye un plan de formación a las personas que van a utilizar la instalación para lograr la mayor eficiencia y durabilidad en su uso y mantenimiento.